959833556 info@onudent.com

La visita al dentista es cita obligada al menos un par de veces al año. Una revisión y una limpieza anual deben formar parte de nuestra rutina de higiene dental. Pero ocurre muchas veces que lo vamos posponiendo debido a ese “miedo” que muchos procesan a la figura del dentista. Si es ese tu caso, te vamos a dar algunos consejos que te serán muy útiles para vencer tu “Dentofobia”.

 

https://giphy.com/gifs/dentist-wgvgLY0mWC3y8

 

  1. Encuentra un dentista comprensivo

Seguro que si viene recomendado por un amigo o conocido, será más fácil para ti confiar en el dentista. Además asegúrate de que es un profesional que sea amable con sus pacientes y se especialice en personas con ansiedad.

 

  1. Visita la clínica antes de la primera consulta

Familiarizarte con el entorno puede ser muy positivo para equilibrar tu estado de ánimo. Conocer al personal, y analizar el ambiente te dará confianza para dar el primer paso. También puedes informarles de tu problema o fobia para que lo tengan en cuenta para tus futuras visitas.

Además, intenta buscar una clínica con un ambiente amigable, que ofrezca una experiencia más suave, con instrumentos que no están a la vista y música relajante de fondo.

 

  1. Cita a la primera hora de la mañana.

Cuanto más temprano sea, menos tiempo tendrás para pensar en tu visita al dentista y tendrás menos ansiedad durante el día.

 

  1.  Llega con la hora justa a tu cita.

Intenta ser puntual y no llegar antes. Los minutos en la sala de espera pueden ponerte nervioso y hacerte sentir más estresado ante los sonidos y olores.

 

  1. Cita de cortesía

Intenta que la primera cita sea para realizarte algo suave; una revisión o una limpieza. Si puedes, deja los empastes, endodoncias y anestesias para más tarde. La primera cita es una buena oportunidad para ir relajado y una buena ocasión para conocer a tu dentista.

 

  1. La señal

Puedes acordar con tu dentista una señal concreta para indicarle que necesitas un descanso y que quieres que pare. Puede ser simplemente señalar con el dedo o levantar la mano pero te hará sentirte más en control.

 

  1. Música

Es cierto que la música amansa las fieras y por eso hoy en día casi todas las clínicas cuentan con un relajante hilo musical. Pero si quieres sentirte más seguro puedes optar por llevar tu propia música para relajarte o abstraerte mientras el dentista hace su trabajo. El tiempo se te pasará mucho más rápido y probablemente no escuches tanto los sonidos que te generan inquietud.

 

  1. Posibilidad de sedación

Si crees que tu fobia es muy grave y tu visita al dentista te causará demasiado estrés puedes explorar la posibilidad de sedación ya que existen muchas posibilidades:

 

  • Una crema local en las encías puede hacer que no sientas la inyección de anestesia.
  • Se puede administrar la anestesia con una especie de “varita mágica” que hace que el paciente no lo note.
  • Sedación por inhalación puede ser muy útil para relajarse durante el procedimiento dental.
  • La sedación intravenosa durante el tratamiento, a través de la mano o el brazo. La anestesia no tiene por qué ponerte a dormir, puedes permanecer despierto y hablar con el dentista, pero te relajará profundamente.

giphy-1

https://giphy.com/gifs/season-11-the-simpsons-11×16-3orif1MvEZhrRnPvkQ

 

Fuente

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/08/150803_salud_consejos_mitigar_miedo_dentista_ig

Atribución foto portada

http://www.freepik.com“>Designed by Asierromero / Freepik

Abrir chat
Hola! ¿En qué podemos ayudarte?